Antes de Kareem Abdul-Jabbar en los setenta, de Magic Johnson

Adam Silver, comisionado de la NBA, se manifestó tras la muerte de Bill Russell, el jugador más exitoso que han visto las duelas del Mejor Basquetbol del Mundo. “Bill Russell fue el campeón más grande en todos los deportes de equipo. Los innumerables elogios que ganó por su carrera histórica con los Boston Celtics, incluido un récord de 11 campeonatos y cinco premios MVP, solo comienzan a contar la historia del inmenso impacto de Bill en nuestra liga y la sociedad en general”, dijo el comisionado a través de un comunicado. Antes de Kareem Abdul-Jabbar en los setenta, de Magic Johnson y Larry Bird en los ochenta, de Michael Jordan en los noventa, de LeBron James, Kobe Bryant, Shaquill O’Neal y Stephen Curry en el nuevo milenio, Russell fue la primera superestrella de la Liga: jugó contra otra leyenda de la NBA, pero sus Celtics fueron dominantes entre los años cincuenta y sesenta. “ Bill defendía algo mucho más grande que los deportes: los valores de igualdad, respeto e inclusión que imprimió en el ADN de nuestra liga. En el apogeo de su carrera atlética, Bill abogó vigorosamente por los derechos civiles y la justicia social, un legado que transmitió hasta generaciones de jugadores de la NBA que siguieron sus pasos”, continuó el comisionado. “ A través de burlas, amenazas y adversidades impensables,Bill superó todo y se mantuvo fiel a su creencia de que todos merecen ser tratados con dignidad”, informó sobre su lucha contra el racismo. “Durante casi 35 años desde que Bill completó su carrera pionera como el primer entrenador en jefe negro de la Liga, tuvimos la suerte de verlo en todos los eventos importantes de la NBA, incluidas las Finales de la NBA, donde entregó el Trofeo Bill Russell al MVP de las Finales”. De acuerdo con Silver, Russell era similar a otras leyendas del deporte de Estados Unidos, similar a lo que llegó a representar Babe Ruth en el beisbol: una figura clásica que dejó huella en su disciplina: “Apreciaba mi amistad con Bill y me emocioné cuando recibió la Medalla Presidencial de la Libertad. A menudo lo llamaba el Babe Ruth del baloncesto por cómo trascendía el tiempo. Bill fue el ganador final y un compañero de equipo consumado, y su influencia en la NBA se sentirá para siempre. Enviamos nuestras más profundas condolencias a su esposa, Jeannine, su familia y sus muchos amigos”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente