Los felinos seguirían con su juego, dominando

Este sábado el Estadio Universitario se engalanó para albergar el que para muchos sería el partido de la Jornada; Tigres vs Atlas. Los antecedentes recientes entre ambas escuadras hicieron ver aún más atractivo el cotejo entre el Bicampeón y uno de los equipos más ganadores de la última década. El encuentro inició con un Tigres con todo su poderío hacia el ataque, siendo el conjunto que más mantuvo la pelota y el que más propuso desde los primeros minutos. Al 6′ de acción el panorama para la visita se tornaría más que complejo, ya que en una salida Camilo Vargas no fue eficiente al intentar despejar, dejando el rebote a André-Pierre Gignac, quien disparó a portería cuando el cafetalero trató de remediar su mala ubicación tendiéndose para tapar el balón, desafortunadamente se encontraba fuera del área y resultó expulsado. Los felinos seguirían con su juego, dominando e hilvanando oportunidades. Fue hasta el 40′ cuando la zaga Rojinegra le dejó un hueco a Jesús Angulo, quien probó con un disparo de larga distancia, mismo que fue desviado por el defensor Anderson Santamaría, colocando así el primer tanto de la noche. Conforme avanzaban los minutos Atlas seguía dando más espacios, y Sebastían Córdova junto a Gignac harían de las suyas conectándose en una gran jugada y marcando el 2-0 a favor de la localía, cortesía del histórico goleador francés. Culminando de esta forma el primer lapso. Para la parte complementaria los animos del partido se verían reducidos, Atlas ajustó en zona defensiva logrando que los auriazules no puedieran marcar ese anhelado tercer tanto a pesar de sus aproximaciones, concluyendo el juego con un marcador final de 2-0 favor Tigres. Con este resultado los dirigidos por Miguel Herrera llegan a tres victorias consecutivas, mismos triunfos en los que no han recibido gol.
Artículo Anterior Artículo Siguiente