La exestrella de los Pittsburgh Steelers, campeón dos veces

La exestrella de los Pittsburgh Steelers, campeón dos veces en el Super Bowl, Ben Roethlisberger, aseveró este miércoles que los novatos actuales son mimados por sus entrenadores. “ Sé que es difícil para estos chicos jóvenes; tienen redes sociales, tienen cosas increíbles. Son tratados de manera especial. Son mimados a una edad temprana porque los entrenadores universitarios los necesitan para ganar”, subrayó el exquarterback. Roethlisberger, quien jugó 18 temporadas para los Steelers a los que llevó a tres partidos por el campeonato de la NFL de los cuales venció en las ediciones XL y XLIII, criticó a las nuevas generaciones a las que consideró egocéntricas. “ Siento que el juego y los jugadores han cambiado en cierto sentido. Tal vez sea porque cuando yo empecé el equipo era muy importante, todo se trataba del equipo; ahora se trata sólo de ellos mismos“, señaló el seis veces seleccionado al Pro Bowl. Las declaraciones del veterano de 40 años, quien se retiró en enero como el quinto quarterback con más yardas, 64.088, en la historia de la NFL, causaron malestar en su excompañero de los Steelers, Cameron Heyward, quien jugó al lado de Ben desde 2011. “ Parece que hoy somos vistos como jugadores egoístas y no creo que ese sea el punto. Tenemos muchos jugadores jóvenes que provienen de distintos orígenes, han experimentado cosas diferentes de lo que otros o yo experimentamos”, defendió Heyward a los novatos. Cameron, de 33 años, subrayó al final de la práctica de Pittsburgh de este miércoles que lo expuesto por Roethlisberger no quiere decir que a los recién llegados a la liga no les importe el equipo. “Tener una actitud más centrada en el yo no los hace egoístas, ese no es el punto; hay muchos jóvenes que dan prioridad al equipo por encima de una actitud del yo. Me ofendí y moleste un poco por eso que dijo”, agregó el tackle cinco veces Pro Bowl. Cameron Heyward puntualizó el respeto que tiene por Roethlisberger, pero le recordó que lo que lo encumbró a la gloria, además de su talento, fue el trabajo de todos sus compañeros. “Él fue un gran quarterback, futuro miembro del Salón de la Fama; ganó partidos que no debíamos ganar, siempre dio un paso adelante, pero fue el equipo que lo rodeaba el que lo ayudó a hacerlo, no quiero que olvide nunca que todo el equipo ganó, no solo Ben“.
Artículo Anterior Artículo Siguiente