El encuentro comenzó con el dominio del balón por parte de los Tigres,

No quedó duda alguna de que los Tigres son ahora el equipo número uno en Nuevo León, pues luego de que André-Pierre Gignac consiguiera su décimo gol en los Clásicos Regio y con la gran anotación de Florian Thauvin, dieron la primera victoria de un Clásico a Miguel Herrera. El encuentro comenzó con el dominio del balón por parte de los Tigres, que, a pesar de que jugadores como Gignac y Quiñones tuvieron varias oportunidades para colocar el esférico en la portería rival, estos no lograron abrir el marcador. La historia comenzaba a cambiar para Monterrey al inicio de la segunda mitad del partido, pues el conjunto de Rayados comenzó a presionar y hacer cambios claves en su juego. Sin embargo, Gignac apareció para arruinarles la fiesta, pues al 69’, este hizo gala de su talento y colocó el esférico en la portería de La Pandilla tras un potente disparó, obteniendo su décimo gol en la historia de los Clásicos Regios. El conjunto de Rayados busco inmediatamente igualar el marcador tras un fallido disparo por parte de Maxi Meza que fue fácilmente parada por el guardameta de Tigres. Fue al minuto 75 en donde los felinos sellaron el encuentro, luego de que Florian Thauvin anotara la segunda anotación de la noche y de esta forma, dio la victoria del Clásico Regio 127 al conjunto de los Tigres.
Artículo Anterior Artículo Siguiente