El delantero mexicano adelantó a La Máquina

Cruz Azul se quedó con un agridulce 2-2 ante Puebla, hoy en el Estadio Azteca. Por un lado, su canterano Santiago Giménez hizo un doblete para llegar a 5 tantos como líder de goleo de este torneo y tiene un pie en el Feyenoord de Países Bajos. Del otro lado de la moneda, La Máquina tiene la peor defensa del torneo y ya ligó 3 encuentros sin ganar. Son ya 9 goles en contra los que carga el conjunto cementero y apenas 4 unidades tras 12 disputadas, en el proyecto del DT Diego Aguirre. De nada sirvió la buena actuación de Giménez, quien marcó al 22′ y 25′, porque La Franja ya se había adelantado desde el minuto 2, con un golazo de Jordi Cortizo, y luego emparejó el marcador con un cabezazo de Martín Barragán, al 28′. Cortizo sacó potente disparo desde fuera del área para techar a Sebastián Jurado y luego Giménez igualó el marcador con un polémico penalti, tras caer Uriel Antuna al ser ligeramente tocado por el portero Antony Silva. El delantero mexicano adelantó a La Máquina con un cabezazo en el área desatando la locura de su afición. Pero Barragán repitió la dosis en el área celeste y emparejó el marcador. En el complemento fue Cruz Azul el que se quedó cerca de poner el tercero, con un remate de Giménez que le tapó bien Silva, al 64′, y luego un disparo de Ignacio Rivero que te meto el travesaño, al 75′. La Máquina ya no halló el gol y todavía vio salir a Rafael Baca lastimado, al 85′, tras sufrir un duro golpe al caer al suelo, y quien había ingresado para el segundo tiempo. Puebla resistió y se quedó con un punto para llegar a 8 unidades en el tercer puesto mientras que Cruz Azul apenas sumó 4 puntos
Artículo Anterior Artículo Siguiente